Los usos de internet son tan amplios y variados como su capacidad de alcance en el mundo. Algunos lo usan para fines académicos, laborales e investigativos, otros, más hedonistas, prefieren accesar a la red impulsados por motivos de ocio, diversión y hasta de sentimientos. Por esa razón aventurarnos a lanzar un pronóstico sobre el tipo de experiencia que busca la gente en el mundo cibernético es un poco arriesgado pero sí podemos, según algunas investigaciones realizadas, obtener algunas pistas que nos aclaren mejor el panorama sobre lo que está sucediendo hoy con los usuarios de Internet.

Lycos, uno de los primeros servicios de búsquedas de la web, elaboró un listado con los 50 términos de búsqueda más utilizados desde septiembre de 1995 hasta la fecha. Por lo que se refleja en el ranking, toda la revolución cultural, social y tecnológica que significó la llegada de esta poderosa herramienta de comunicación denominada Internet resultó fundamentalmente útil para que cada habitante de este planeta conociera más sobre… Pamela Anderson.

De acuerdo con Zeitgeist de Google, un espacio “para exponer tendencias interesantes, patrones y sorpresas a los usuarios”, en el Reino Unido en el 2003, la búsqueda más popular fue “Prince Charles”, quien durante ese año se vio envuelto en un escándalo. En España, de forma similar, la búsqueda más popular fue “Letizia Ortiz”, con quien en el 2003, el príncipe de España, Felipe, contrajo nupcias. Estos son algunos de los ejemplos de la relación que tiene lo que se busca en Internet con la realidad particular de un momento determinado; es decir, con la  vida cultural, política, social, económica y artística de un país.

Pero también podemos ver como en ciertas ocasiones también se buscan experiencias tecnológicas.  Según una investigación reciente de Google, a través del motor de búsqueda convencional y de la herramienta Google Insight for Search, los cibernautas siguen preguntándose por conceptos clave del sentimiento, aunque lo más buscado siguen siendo instrumentos de evasión: video, juego, YouTube y gratis. Más adelante nos dice que el amor tiene 193 millones de resultados encontrados, frente a los 20 millones de páginas que contienen la palabra odio. De nuevo vemos la búsqueda de información práctica para aplicar en la realidad específica de cada quien.

Si bien hay gente que busca experiencias netamente tecnológicas, considero que existe una gran mayoría que, a juzgar por la cantidad de tiempo destinada a la web, prefieren buscar experiencias que le faciliten sobrellevar la compleja realidad actual, donde el ajetreado ritmo de vida nos obliga a depender de herramientas tecnológicas que nos hagan más llevadera la carga cotidiana, gracias a las facilidades que ofrece la red para sortear en cuestión de segundos las barreras de tiempo y espacio con solo haciendo unos cuantos clicks.

Ahora prácticamente todo se puede hacer por Internet. Desde comprar, pagar recibos de servicios públicos, conocer otros países y hasta divertirse y encontrar pareja. Su capacidad práctica es tan variada como insólita, pero de todo se vale en la era actual del conocimiento y las redes sociales. La realidad tangible y palpable se está trasladando a la realidad virtual, por lo que vemos a individuos que  prefieren realizar vía digital las mismas actividades que antes efectuaban personalmente, con las evidentes facilidades y, en ocasiones, hasta perjuicios que eso conlleva.

Si debemos cumplir una diligencia urgente, ¿para qué salir de la casa, meterse en presas y soportar largas esperas si podemos realizarla en la comodidad del hogar desde nuestro computador y evitarnos un sinfín de calamidades? En esta vida hay que ser práctico y la tecnología es una aliada importante en aras de lograrlo: otro claro ejemplo de una experiencia semejante a la realidad que, sigue siendo la misma, con la diferencia que se traslada de campo, del real al virtual.

En definitiva, cuando de utilizar Internet se trata, predomina la alternativa de buscar experiencias pertenecientes al campo de la realidad con el fin de hacer esta vida un poco más sencilla. Viéndolo bien, hoy no nos queremos ni imaginar lo que seríade la humanidad sin Internet, así como hace años atrás, nadie se imaginaba que podía llegar a depender de una computadora para casi todo. ¡Cómo cambian los tiempos!

Otros posts que podrían interesarte



Suscríbase para tener actualizaciones

Únase a nuestra lista para recibir notificaciones sobre mis opiniones y otras lecturas de interés.

¡Excelente! Te has suscrito correctamente.